domingo, 29 de enero de 2012

Sobregirado

Es increíble como se puede estar sobregirado en vacaciones, o en verano bien cuando mucho se cree que es un tiempo para descansar para hacer relax, a veces el estrés a uno le juega una mala pasada y termina pasado de revoluciones.

Recapitulando, ¿cómo fue que quede en este estado?, bueno luego de regresar de mis vacaciones, decidí ponerme a estudiar, eso era lo acordado, lo planeado. Fue una verdadera lucha, los primeros días apenas podía girar dos páginas si es que no terminaba dormido en el cuaderno, aplastado por el calor, atormentado por el sueño y una constante distracción que no me permite estar sentado en una silla por más de 5'. Era un verdadero infierno intentar estudiar así. De hecho la primer semana que estuve regresado de las vacaciones no estudie, me recupere, intente poner las cosas en su sitio. Como le cuesta a uno retomar las obligaciones, abría la agenda y veía las cosas agendadas y ya me estresaba.

Una amiga, Fernanda, me aconsejo que no me estresara mucho, que estudiara pero en cierta forma sin presiones y sin extralimitarme, creo que no le hice caso, la verdad creo que hice todo lo opuesto, estudie a reventar cabeza, hasta que mi mente se descalibro toda. Así llegamos al viernes, yo luchando con mi profesor de matemáticas para entender y mi mente que parecía un disco duro a punto de prenderse fuego de tanta información acumulada y yo intentando aún almacenar más información.

Intente hacer unos ejercicios prácticos, muy felicito yo convencido que estaban bien, me había puesto todo el clima de estudio, toda la concentración y cuando le muestro mis ejercicios al profesor, pues resulta que todo estaba invertido y había hecho todo al revés. Era oficial en ese mismo momento desistí, tanto así que el viernes termine frustrado, viste a Jimena y mi cara de tristeza-decepción hablaba por sí sola, no había mucho que explicar.

Resulta muy difícil hacer todo a la vez y más cuando son cosas que están superpuestas una encima de la otra, en el escenario de las vacaciones, corre el estudio, los amigos, las salidas y todo sobre el mismo carril. Bueno mi destino es llegar a la universidad, pero viajando en este tren a 500 km/h a veces me da la sensación de que voy a estrellarme o simplemente a convergir con todo en un sólo punto.

Esta semana que entra viene otra movida más, me tengo que sacar un carnet de salud necesario para inscribirme en la universidad, y pues el día que acudí a la mutualista para coordinar fecha y número me sucedió que le pregunte en primer lugar a la chica del mostrador cuáles eran los requisitos para obtener dicho carnet y me los explico como correntada de viento, al momento de agendar día para el trámite la pregunta hacia mí fue implícita al final de cuentas termino ella eligiendo el día y la hora, o sea mi poder de elección quedo nulo ante la superposición del poder de la mutualista, fue un verdadero tirón de orejas (diciéndome ya ¡harás lo que nosotros te digamos!).

Bueno eso sólo fue una parte de las cosas no nada agradables que se sucedieron por la semana mía, la confusión masiva acerca de mis conocimientos respecto a la corrección del profesor fue algo que me dejo anonadado y preocupado.

Y aquí viene el rollo de siempre, algo que había hecho con anticipación en este enero que se nos está yendo era coordinar con algunos conocidos para salir a hacer nada a algún boliche de ambiente o bien sólo salir, me pareció genial la idea, además a mi me venía perfecto para ir conociendo ese nuevo lugar.

Pues será posible que estos tipos tarados coordinaron conmigo, lo planificaron, incentivaron y luego me plantaron, hecho que me suele suceder mucho a mi, parece que siempre me plantan por inocenton, yo como el abuelo el mi sillita meciéndome y ellos haciendo "living la vida loca", rompiendo la noche con cuanto chico se encuentran en su camino. Me tienen harto estos tontos, mis estribos son pocos y los que tenía ya se están acabando, tal vez sea momento de terminar con esta pseudo-dependencia parasitaria y comenzar a movilizarme por mi mismo. Que lo demás venga cuando tenga que venir.

Encima tengo a estos tontos agregados en facebook, y tengo que soportar que me publiquen sus estados patéticos de que hacen "living la vida loca", pues pensare en bloquearlos si ya no los soporto más.

Bueno y así tenemos el primer sobregiro del 2012, en este nuevo año todo se estrena una primera vez.

A veces me da la sensación de no poder con todo, estar corriendo al ritmo paralelo de tantas cosas que suceden en simultáneo, simultáneamente en una misma persona (en mi), por momentos me da el temor de no poder con todo y tropezar.

Abrazo y saludos para todos. .

lunes, 23 de enero de 2012

Las Vacaciones de Solitario

Bueno hace una semana y unos 2 días aproximadamente regresé de mis vacaciones en la costa, se me hacía la pereza de volver a escribir en el blog, de volver a redactar pero bueno en algún momento iba a tener que volver. Después de todo este blog nació con la idea de ser mi bitácora de vida.

No creo poder redactar día por día que estuve en la costa pero creo que será más fácil hacer una especie de "flasback" y hacer una especie de reseña general y después bueno dejar que las fotos hablen por si solas. 

La verdad fue una experiencia muy renovadora, y el objetivo deseado si puedo asegurarles que fue logrado. Fue una experiencia de desconexión total como mencione anteriormente, de la rutina, de la vida urbana, de las presiones, del estrés y todas esas cosas que lo hacen a uno poner de mal humor el tiempo que vive en la ciudad.

Fue también como una experiencia personal, como conocerme más a mi personalmente, descubrí las resistencias que tengo y cuán capaz soy de adaptarme a lugares nuevos y mimetizarme con el lugar. Increíble como le cambia a uno el tiempo cuando está de vacaciones, ya no hay más relojes, no hay más agendas ni horarios ni patrones y todo el tiempo queda en manos de las cálidas y luminosas horas solares, uno se transforma en un reloj natural y entra en contacto absoluto con la naturaleza. Es volver a conectarse con eso primigenio de uno que se deja atrás cuando uno toma las costumbres de la vida urbana en la ciudad.

Mientras estuve en La Floresta, un balneario que esta situado a 55 km. exactamente de Montevideo, distancia que me parece pequeña pero aún así ya basta para salirse del ruidaje y el infernal bullicio que alberga la capital, un balneario que si bien es urbano, es costero, tiene esa diferencia rústica con la capital por lo que no se parece en nada a ella en minuciosos y pequeños detalles como por ejemplo su tranquilidad, su seguridad, hecho que a uno lo deja asombrado, su cantidad de arboles hecho que le da un toque permanente de fragancia verde en el aire, la cercanía que hay con todos los puntos, digámosle que las distancias son relativamente cortas hacia todas la direcciones, sus aceras que son de tierra algunas y otras son sólo hierba, donde lo único que tiene asfalto es la autovía interbalnearia, la costanera y las calles son en su mayoría de pedregullo.  

Totalmente rústico, y sin olvidar que mi lugar de alojo también era rústico, fue una verdadera experiencia de esas que decimos "acampar" pero no con carpa, sino con chozas de madera y algo de cemento. Sin duda que los horarios y las cuatro comidas y todas esas cosas quedan desfasadas, creo que lo que prepondero fue el desayuno, el almuerzo y la cena. Pero merienda... el día era muy largo y las horas en la playa se prolongaban demasiado como para pensar en merendar. 

Sin duda que los paseitos típicos de balneario no faltaron: las caminatas diarias por la costanera, la bajadas habituales a la playa, despertarse con el sonido del mar, las tardes asoleado en la playa con la radio, la arena y todo eso que implica la playa. Los baños en agua de mar y esas ganas que le dan a uno de quedarse en el aguita todo el día, las puestas de sol sin duda no faltaron se presentaban a diario. Uno de los días me llovió y se sintió como la tierra se refresco, el calor variante que cambia radicalmente de la costa a la ciudad, allá podían hacer 35ºC tranquilamente pero no se sentían, la brisa marina amortiguaba todo y lo hacía todo templado, era el balance perfecto. Tan cerca del mar como para contemplar a la madre naturaleza en toda su belleza y equilibrio y no tan lejos de las necesidades básicas como para cuando se necesita algo. 

Donde estaba yo la pseudo-región costera es conocida como Costa de Oro, yo me encontraba en el último punto, digámosle el más urbano de todos. Así es La Floresta es el último parador urbano que hay sobre la autovía interbalnearia, el más lejos de todos. A partir de ahí hacia el este ya no hay absolutamente más nada hasta encontrar algún poblado pseudo-urbano o bien al siguiente departamento. En la Costa de Oro, La Floresta es el municipio más grande, su población alcanza unos 2.500 hab. aproximadamente y ya después de este lo único que hay son rinconadas costeras cuya población anda sobre los 900 hab. como máximo y el mínimo todo lo que este de allí para abajo. 

Bueno este es el municipio más grande sobre la Costa de Oro, en esa misma pseudo-región se ubica Atlántida, la única ciudad existente sobre la Costa de Oro, con aproximadamente 10.000 hab. ya ha logrado consolidarse como ciudad. Es lo más urbano en amplio sentido y lo más parecido a Montevideo si se la ve de costado (metafóricamente hablando), únicamente por el hecho de que cuenta prácticamente con todos los servicios y dependencias estatales requeridas para no estar volviendo constantemente a la capital. 

Uno de mis días en mi semana vacacional fue dedicado especialmente para ir a pasear a Atlántida, pasar el día en la capital de la Costo de Oro, pasear, visitar museos y recorrer las atracciones al aire libre. Bueno lo cierto es que tiene muchos servicios y comodidades pero aún así es pequeña y mantiene un centralismo, la idea de "Centro" como centro de todos los servicios y demás comodidades se encuentra bien presente. Lo que tiene de bueno Atlántida es que se la puede recorrer a pie prácticamente sobre la parte sur, entonces no tuve que gastar efectivo en transporte público, lo lindo es caminar contemplando el paisaje. Nada de ómnibus ni nada sobre ruedas, ni ningún medio que impulse el sedentarismo.    

Situada a 11 km. de La Floresta para llegar hasta ella si debí de tomar un ómnibus costero, porque a pie...emmm, valiente sea el que se anime a caminar por la autovía interbalnearia sin ser aplastado por algún coche que vaya a 220 km/h...

El penúltimo día asistí a la "Noche de los Museos" en La Floresta, evento nocturno que se hace todos los años en La Floresta con motivo de celebrar la historia del balneario y enseñar un poco de lo tradicional de ese lugar (costumbres, comidas y arte). Este año fue un evento verdaderamente especial pues este año se conmemoraban los 100 años del balneario por lo que no hubo sólo paseitos históricos por las casonas de la costanera, hubo espectáculos de baile, de tango, de rock y una feria gastronómica. Sobre la avenida principal del balneario se abrieron un montón de galerías de arte improvisadas sobre varios locales del centro comunal y de la biblioteca municipal, hecho que resulto muy pintoresco y atractivo. 

Bueno les cuento que esa noche aprendí historia, la historia del balneario es muy interesante y enigmática, es increíble como las ideas de los emprendedores o soñadores se transpolan a la realidad y toman vigencia en el tiempo. 

Contemple mi primer amanecer del 2012, hecho que me dejo un "no sé que" de fascinante que no puedo explicarlo, porque fue como si una parte de mi muy conexa con la naturaleza hubiera vuelto a renacer, suena muy loco así como lo cuento pero es algo inexplicable lo que se siente al ver el alba en el comenzar de un nuevo día, si bien no es como un orgasmo, es sorprendente como lo bello de la naturaleza puede sorprendernos a cada rato y en cada rincón. Tantos colores y tanta belleza registradas por mis ojos y por el lente fotográfico de mi cámara. Camine a orillas de un estuario hasta alcanzar su desembocadura en el mar y la verdad es algo tan pequeñito, tan minúsculo pero lleno de magia.

Caminar entre bosques y carrascos verdes, lo hacen a uno mimetizarse con ese "de donde venimos y hacía donde vamos", caminar, caminar y sentarse a contemplar el paisaje. Hacer fotosíntesis dirían muchos, jajaja ya soy todo un viejo. Cabe destacar que mis vacaciones de joven ya las voy perfilando al estilo "Buddha" y no a como lo haría el resto de la gente corriente... mis vacaciones básicamente enfocadas en lo que me gusta a mi, serían una modalidad al estilo "Buddha", no logro verme en los planos de "Vacaciones Bomba y libertinaje al extremo"... eso se emparenta más con mis amigas pero creo que conmigo por ahora no.

Otro aprendizaje que saque de esto, es que no soy tan inmaduro como creí que era, creía que no iba a poder administrarme con el dinero sin embargo debo reconocer que soy bastante maduro para manejar finanzas y racionar el dinero, el despilfarro será un perfil mío solamente cuando se haga bajo control y no bajo el descontrol total. 

Con algo de desconcierto y no tanto les cuento que no hubo acción, no ocurrió nada interesante que yo pensé que podía llegar a ocurrir, creo que únicamente contemple a dos chicos guapos pero estaban atados del brazo a sus novias, sí muy decepcionante, en ese sentido lo reconozco pero bueno quizás la acción se guarde para otro momento o tal vez más adelante, en fin el punto es que no ocurrió nada interesante, ni novios de verano, ni "affaires" de verano, no...nada de eso. Mi libido se apaciguo por unos cuantos días, hecho que me permitió notoriamente prestar atención en otras cosas. 

Regresé a Montevideo y mi mente por un par de días estuvo perdida en esa atmósfera etérea de paz inexplicable. La primera semana aún me costaba retomar la rutina y encontrarme de golpe con la agitada vida de la ciudad, aún me sentía foráneo en la capital como un extranjero, pues sí, así como lo oyen y aún estoy reacomodando cables y tuercas en mi mente, poco a poco dejando que el ritmo de la ciudad me tome presa suya. Algo que me asombro, es que nunca creí que la "desconexión total" funcionaría en mi, pues si funciono. 

Mi cámara fotográfica registraba un total de 500 fotografías en la tarjeta de memoria, que por supuesto ni crean que subiré las 500 aquí, les subiré las más lindas, un pequeño esbozo para que vean lo que mis ojos contemplaron en aquel momento, en esa semana.   

Bueno gente linda, esa es mi reflexión de este capítulo, de esta vivencia, espero les haya gustado y que comenten si se sienten a gusto. Sin más palabras que mediar les dejo con las fotografías, ellas seguro les podrán decir más palabras de las que puedo hablarles yo, el lenguaje visual comunica muchos mensajes cuentan.







Costa de Oro, Canelones, Uruguay

La Floresta, Canelones, Uruguay

Rambla Dr. Miguel Perea, La Floresta





...[El Alba al comenzar de un nuevo día]...











Dunas de Arena en la Costanera



La Desembocadura del Arroyo Sarandí



Plaza Juan Zorrila de San Martín, La Floresta



Arte Nativo en el Centro Comunal de La Floresta

Costanera por la Noche, La Floresta









El Puente de La Floresta

Constructivismo en el Museo Paseo de Pablo Neruda, Atlántida

Torre Residencial sobre la Costanera Este, Atlántida



Ciudad de Atlántida, Canelones, Uruguay

Costanera Sur de Atlántida

Av. Gral. Artigas, Centro de Atlántida

Antena y Cabina de las Telecomunicaciones, Centro de Atlántida



Atlántida desde las Barrancas, Canelones, Uruguay

Exposición de Autos Históricos en La Floresta







Estuario del Arroyo Solís Chico, Canelones, Uruguay



...[Puesta de Sol sobre el Mar, La Floresta]...

Un enorme beso para todos los blogueros y blogueras. Abrazos y se cuidan. 

martes, 10 de enero de 2012

Itinerario Vacacional

Bueno está nota esta programada, así que para cuando la estén leyendo, ya me habré ido de vacaciones.

Les cuento que logre planificar mis vacaciones, logre conseguir el lugar, la reserva y logre hacer los bolsos. Que trabajo! No estaba acostumbrado a hacer maletas y bolsos, hacia tanto tiempo que no viajaba distancias con estadía fija que ya había perdido la costumbre de como hacer una maleta. Deje todo para el último momento así que imagínense, yo el penúltimo día organizando etiquetas y paquetes con su objeto correspondiente.

Bueno, mis vacaciones serán estás cuando regrese de la costa, pienso retomar con el examen de matemática analítica que deje pendiente, 30 días redondos es lo que pienso estudiar, y con suerte algunos 4 o 5 días más, uno de mis proyectos para este 2012 es haber aprobado la matemática analítica y lo digo ya con la intencionalidad de haberlo aprobado porque así me contó un amigo muy querido como las palabras tienen poder. Mi querido amigo del blogger Rober. T. al cuál aprecio y agradezco por su gran experiencia contada en vivencias a mi.

Luz en el Fin del Mundo: La Floresta, Canelones, Uruguay

Lo que más me gusta de vacacionar, es que siempre vacacionar a la forma de Solitario es ser el turista, me encanta ser turista, descubrir lugares nuevos y explorar misterios ocultos. Descubrir cosas que no sabía, de eso y mucho más se trata vacacionar para mi.

También por defecto es el momento y es el espacio que yo utilizo para sincronizarme y ponerme en armonía con la naturaleza. Activar los sentidos y llamar a la calma...

Es sólo una semana que estaré fuera de la ciudad, así que no me voy a ir por un tiempo muy largo, no estoy en época, será en otro verano o en otro momento, por ahora el receso se pospone por una semana, así que espero estar el domingo o la semana que viene aproximadamente contándoles como me fue. La próxima nota que viene será "Las Vacaciones de Solitario" y ya les estaré contando de mis descubrimientos y mis días soleados y luminosos.

Un abrazo y un beso para todos.




miércoles, 4 de enero de 2012

... Merma Vacacional ...

Así es como estoy ahora, es como estar en una especie de espacio intersticial. No es lo mismo que sucedía otros años como en este, generalmente desde hace un tiempo relativamente corto desde que vivo los veranos a mi manera, siempre las salidas y las idas de vacaciones me las planeo yo.

Me hago los itinerarios, las listas de cosas a llevar, lo que podre necesitar y averiguo todo eso... información turística para no llegar perdido al lugar que voy y actividades para hacer en dicho lugar.

El hecho es que este año, me he puesto con una "merma vacacional" terrible, se preguntarán a que me refiero cuando digo "merma", pues con esa palabra me refiero a cuando uno debe de hacer algo y entonces, uno esta mil años haciendo una sola acción, a priori es como si estuviera como un carrousell giratorio, sólo estoy viendo, averiguando pero no planeando ni haciendo itinerarios.

Como que de pronto me caeré de improvisto en la playa, me quedaré con el "veamos que sale" o "probemos suerte", no me gusta la improvisación porque bien se que cuando improviso pasa cualquier cosa. Es sólo que la planeación se vuelve tan larga, y el itinerario parece imposible de idear...

Anteayer lo hice y agregue unas cuantas cosas que son necesarias, aún no agregue la parte de la miscelánea o cosas extras que puedo necesitar. En verdad no me puedo descifrar este verano, al menos por ahora, estoy con la cabeza en las nubes, es como que se acerca la fecha y yo con la mente en las nubes. Trataré de que sean vacaciones y no "vacaciones forzadas".

Lo particular de este inicio de verano probablemente sea que estoy más concentrado en por ejemplo, salir con mis amigas que no veo hace tiempo, mirar las nubes... y soñar despierto, es como si estuviera enamorado...pero no estandolo.

Nada de locuras para mi, nada de apuros, sin horarios, sin planes... y sin órbita, chicos estoy flotando en el aire... como si me hubieran tocado con una especie de varita. Veremos que pasa para el final de la semana, que la semana que viene es mi viaje a la playa, creo que llegaré volando y no sobre ruedas...

... [ La Puesta de Sol sobre la Ciudad ] ...

Un abrazo para todos.