domingo, 5 de agosto de 2012

Uno de varios

Una contienda de sacrificios altruistas parece esto, en todo lo que me lleva este camino. Siempre es el sacrificio de algo a costa de otra cosa para que una de las dos pueda sobrevivir, siempre así...pero nunca las dos a la vez, porque de lo contrario si coexistieran las dos a la vez sobrevendría un desequilibrio. Es una o la otra, A o B pero nunca pueden ser las dos o A y B juntas. ¿Por qué tienen que ser así las cosas?, si serán preguntas que me las hago y no le encuentro respuesta así como a esta, a muchas más...

Recuerdo cuando estudiaba idiomas (inglés), terminaba tres materias del secundario, acudía al profesor de matemáticas para reforzar conocimientos y cuando en ese mismo año me hicieron la cirugía dental (2011), es verdad que el 2011 no fue mi mejor año pero sobre lo que meditaba no era sobre lo no agradable sino que meditaba sobre las cosas que tenía y que se cortaron en seco con la venida del 2012.

Una contienda de sacrificios altruistas porque siempre a cambio del fin de un objetivo necesario para que el otro siga existiendo, es muy difícil que coexistan los dos objetivos simultáneamente al menos a esa conclusión estoy llegando ahora...en 2011 estudié mi curso de fotografía, recuerdo que inspirado por la fuerza de mis mentores hice muchos trabajos gráficos perfeccione mi puntería con la cámara fotográfica y tome cuantas fotos pude llevado por mi inspiración pero nunca las edite sino que todos esos archivos quedaron guardados en mi biblioteca digital, empolvándose virtualmente...por una elección de ser fotógrafo amateur o estudiar para terminar con esas malditas materias pues hice la segunda, me libre de casi todas aunque de una no pude librarme...es un hecho que la estoy terminando ahora.

Un día de diciembre ya en verano le prometí a mi profesora de inglés, que después del receso de turismo (marzo) volveríamos a comenzar para finalizar la preparación del tan ansiado examen internacional "First Certificate in English"...paso el tiempo y ya estábamos en febrero de 2012, mil preocupaciones en mi cabeza y una presión casi como si se tratase de un "tiempo final", en donde tenía porque tenía que matricularme en la universidad, que por un momento todo se desdibujaba como un tren que se iba y yo no lo pudiera agarrar "perdía el tren". Sabía que cuando entrará a la universidad mi futuro con los idiomas iba a quedar en la nada y así fue, mi promesa hecha en un pasado a mi profesora de inglés tan perseverante quedo en el polvo y con eso vino un cuestionamiento más: ¿habrán servido de algo los pocos años que me forme educativamente?

Ya en marzo de 2012, a las tres semanas de haber comenzado la universidad de arquitectura percibí casi por conexión astral o intuición pura que la arquitectura no era lo mío, lo mío eran las ciencias sociales abandone entonces dicha carrera universitaria pues no estaba dispuesto a seguir testeando por las casualidades que repentinamente mis gustos cambiaran de rumbo y empezará a amar las "cosas arquitectónicas" -eso no iba a suceder y era un facto que había que aceptarlo. Así que renuncié a la universidad y quede en banda, sin rumbo, sin dirección y mal visto por el preconcepto mayoritario de lo que le tiene que suceder a un universitario tipo, pronto en abril me cayó un examen de una materia pendiente con la cual me había inscrito a la universidad y pues ya lo rendí y lo perdí y ahí vino todo una contienda de retazos , cosas inconclusas no terminadas donde lo único que podía hacer era jugarme el todo o nada para solucionarme ese espacio de mi realidad académica. 

Y al día de hoy agosto de 2012, ¿qué tengo? Pues nada, esa la verdad no en la comparación de lo que perdí en este viaje temporal, todo fue como pasar por un túnel del tiempo, todo se me ha perdido en el camino hasta el presente. Haciendo sólo una materia, tres veces a la semana me encuentro en un limbo del ocio, tanto ocio que se torna repugnante ya el ocio, además de que es un ocio justamente mal hecho a mi modo de entender, sin aviso y a la fuerza.

¿Y qué he hecho en este último tiempo?, pues desempolve mis archivos gráficos y me puse a editarlos, cuántas fotos tenía guardadas y sin editar, fotos que iban a ir para futuros vólumes fotográficos que nunca se realizaron y que ahora puedo pensar y planear en realizarlos. Me he vuelto adicto a la música electrónica de géneros bajos (downtempo), así que paso semanas descargando albunes y albunes y tengo mucha música en mi teléfono móvil ahora. Como cambiaron las cosas, cuántas maneras distintas y diversas hay de vivir un calvario. Pero mi placer con la tecnología digital es sólo algo momentáneo y fugaz, no es una obsesión que pueda llevarme a mucho, por alguna razón cada vez siento más repugnancia por los aparatos digitales, tanta digitalización y donde esta el componente humano, parece que un problema no soluciona el otro.

¿Podría ser peor? Sin idiomas, sin dentista, sin universidad, sin pareja, en la distancia con mis amigas y sólo...cuando me consolare de este bajón anímico, que otra sorpresa aguarda por llegar...

Ayer le mande un mensaje a un amigo para saber como se encontraba luego de un tiempo largo y pues ya me contó que se llevo dos materias a examen en la universidad, que las va a tener que rendir en su receso de agosto, me dijo que estaba trabajando en una empresa de calefactores haciendo mil cosas a la vez y pues que la "venía remando" (perseverando en sus objetivos). Manejando su independencia y pues nada eso era todo, pues yo le felicite por estar llevando las cosas de manera paulatina y progresiva, por estar manejando su independencia con responsabilidad y prudencia, y pues le di ánimos para que no se desalentará con esos dos exámenes, que le tenía fe y que él se tuviera fe a sí mismo. Al poco rato de haber terminado la comunicación vía mensaje instantáneo con mi amigo repentinamente me entro una angustia tan precipitada, que no tenía forma ni palabras para sublimarla sólo la música podía entenderme en aquel momento.

Me sentí tan desprovisto viendo desde la perspectiva del observador como la vida de mis amigos/as había avanzado y la mía estaba tan detenida como si nada. Como cada uno de mis objetivos se enlentecía, con largas pausas, sólo planes y planes y nada concretado. La rapidez no será una de mis destrezas indicará esto, muchos de los planes que tenía los había pensado para un año y se me extendieron a mucho más, pero más complicadas son las cosas cuando todo lo que empiezas no lo puedes terminar...


Hasta que pueda conseguir un empleo, y hasta que me llamen de alguno de los tantos lugares en los que presente CV, el tedio parece prolongarse, un tedio con aire de limbo, un limbo ocioso...nada más que eso.



martes, 10 de julio de 2012

Retazos

Hace 5 meses comencé una larga travesía en la cual nunca imagine que terminaría en lo que menos pensaba por aquel entonces.

Hace 5 meses estaba en el secundario rindiendo un examen de matemática que sería mi entrada final para acceder definitivamente a la universidad, lleno de expectativa y gozo por aquel entonces febrero de 2012, el fallo fue reprobado, perdí el examen pero no era sólo un examen como se me dijo muchas veces y me dijeron muchas veces mis padres, delante de esto vendría una secesión de eventos que desencadenarían más cosas que me llevarían hasta el día de hoy contando esto.

A pesar de haber reprobado el examen en febrero de 2012, se me concedió el pase de acceso a la universidad, pero simplemente de forma condicional. Fui universitario condicional durante un tiempo y mi estadía en el nivel terciario estaba condicionada. Aunque el tiempo fue corto, por un tiempo pude gozar de esa libertad y locura que siente el universitario en el primer año, el cambio, la adaptación y todo eso nuevo que se experimenta, aunque el proceso se trunco, no me arrepiento de lo que tengo hoy, y por lo que estoy luchando hoy.

Cuando accedí al escalafón universitario para mi fue como abrir las puertas del coliseo, fue encontrar, descubrir un mundo el cual yo ni sabía que existía y además que adentro de ese gran mundo había simultáneamente mundos paralelos conviviendo. Todo un hallazgo, la gente, la bienvenida generacional, los manuales, los mapas para no perderse, que travesía, ya era todo un pequeño turista dentro del mundo de las logias. Quede inscrito a la Universidad de Arquitectura y simultáneamente a la Universidad de Ciencias Sociales. Seguramente una pregunta será, ¿por qué dos y no una sola?, pues bien no una sola porque pienso que de alguna manera tenía el presentimiento que mi estadía en aquel mundo iba a ser limitada y entonces lo único que podía hacer era disfrutar el tiempo al máximo, por eso las dos, por eso ambas y al mismo tiempo.



Bueno, estar inscrito ya lo estaba el hecho era saber cuándo comenzaba cada una con sus cursos y cómo iba a hacer yo para compaginar mis horarios para que no me coincidieran materias y para que aún así me quedará tiempo para descansar y tener vida, la primer semana saltando entre universidad y universidad, corriendo la ciudad de norte a sur, llego el viernes y termine cansado, apunto de convertirme en presencial estelar pero no terminaba ahí. Recuerdo que mis horarios habían quedado tan descompaginados, que llegaba a tener clase incluso los sábados en una de las universidades pues siempre me apuntaba a los últimos horarios, era mucho el gentío y el desbande era demasiado grande...por un momento pase por la sensación esa de limbo y de "es mi vida, hago lo que quiero" , hago lo que quiero...en mi vida universitaria claro, esa falsa independencia engañosa le hace creer a uno por un momento, que bueno -hoy tengo ganas me quedo, hoy no tengo ganas no me quedo, hoy no quiero ir no voy, voy a la clase que quiero y me manejo a mi manera- pero también me paso el caso inverso pasar de la rebeldía a una sumisa e inocente vulnerabilidad   o también me sucedía de tener de forma nata esa voluntad y ese deseo de no faltar y asistir mismo a las clases -una asistencia curricular prácticamente sin faltas- es increíble como casi de forma innata estuviera en mí eso de asistir, a pesar del no querer pero saber que es una responsabilidad que tenía como estudiante universitario...

Pasaba el tiempo rápidamente, y se acercaba la fecha límite de mi inscripción condicional a la universidad, paralelo a esto yo comenzaba a preparar mi examen de matemática analítica para rendirlo en abril, puedo asegurar con certeza que ese fue uno de los desgastes más grandes que hice estudiando matemática, desgaste intelectual y desgaste de voluntad. Llego la semana del turismo y no salí a pasear ni siquiera por un día, sólo un rato a conversar con mis amigas y con minutos contados todavía y regresaba para encerrarme a estudiar. Y estudié mucha teoría y practiqué muchos ejercicios, hasta que finalmente llego el día del examen. Fueron sólo cuestión de minutos para que me dieran el fallo, y fue un reprobado, hoy no recuerdo el número pero no era un número lindo...eso me dejo en el aire, con una extraña sensación de vacío en el estomago y las piernas que me temblaban, ¿Qué iba a hacer?, ¿Y ahora qué?, ¿Qué haré de mi vida?, ¿Cómo se lo transmito a los adultos?, ¿Cómo me paro frente a esto?... Por un momento se me suspendió todo en el espacio, mi cerebro estaba fuera de mi mente, mi primera reacción fue descolocarme, hablarlo con mi terapeuta, y después explotar...



Regresé al instituto secundario, golpié la ventanilla de la adscripción y solicite que se me volviera a reinscribir para volver a cursar dicha matemática y poder terminar de una forma correcta, se me grito, se me ofendió desde la adscripción y casi se me corrió como si fuera un mero intruso del centro educativo. Todo esto genero un litigio entre el instituto y mi integridad como estudiante, mis derechos vulnerados y la falta de respeto hacia mi. Como decía, a todo esto termine en la Oficina Central del Consejo de Educación Secundaria con carta en mano dirigida al director superior de Educación Secundaria, un mes se sucedió de todo esto, la espera fue muy larga y angustiante...por un momento creí que harían caso omiso a mi carta y la tirarían en el basurero picapapel, pero no fue así, sobre la cuarta semana de abril me telefoneo la inspectora de enseñanza general de secundaria para notificarme que mi situación fue seriamente tomada en cuenta y que se me daba la autorización y la habilitación para solicitar el pase al instituto secundario que yo quisiese y que podía reinscribirme de inmediato, eso fue justicia, créanmelo fue justicia.

Dicho así ni lo pensé dos veces, solicite el pase en el instituto secundario donde curse durante 2011 y casi se arma una trifulca, entre la directora que estaba casi que digámosle poseida a su edificio y yo que quería irme a toda costa... me despidieron el pase de intercambio casi a velocidad torpedo...sin mencionar los malos modos eso sí que dejo mucho que desear, de inmediato acudí a la oficina reguladora de pases de intercambio y allí pase el medio día entero con una funcionaría pública buscando otros institutos secundarios posibles que pudieran aceptarme ya en abril, entre todo eso recordé que yo 5to del secundario lo hice en el instituto Juan Zorrilla de San Martín, y a pesar de que yo en 2011 me fui de allí mismo casi que poco más que en trifulca con el director y la subdirectora, no pensé en otra alternativa...seguramente regresaría con el cariz bajo y con algo de vergüenza por ser un estudiante tan imperioso. Esperando que no me quemaran en la hoguera vivo y que no se hubieran guardado rencores contra mí, allá me aventure. Aparecí en la entrada, la portera ya conocía mi cara así que la salude y corrí de inmediato a la oficina de inscripciones, era una sombra...sigiloso y en puntas de pie, cuando llegue para inscribirme con todo el papeleo del consejo de educación secundaria, la reacción más común era ¿cómo que te vas a inscribir para cursar una sola materia?, ¿una sola materia?, ¿sólo por una materia renunciaste al mundo universitario? y respuestas como "ahh yo hubiera seguido dando exámenes el resto de mi vida antes que salir del mundo universitario y estar con pendejos" o otras por ejemplo como "¡¿para qué estudiastes artes y arquitectura si te distes cuenta que lo tuyo no era por el lado de lo científico-racional!?", y yo a todo eso, y bueno la vocación, la carrera y el futuro son míos, necesitaba probar para saber ahora que lo sé, sé que lo mío tiene un encare mayor por el lado de las ciencias sociales y humanas, una respuesta tan simple como esa. Pues que rostro tendré yo, y cuán caprichoso seré...que respondo y todavía con orgullo, aunque también tenía eso de miedo, por ser uno de los pocos en mi situación.

No recuerdo si ya lo explique o tal vez no, pero como mencione en un párrafo anterior mi situación fue tomada en cuenta y propicio que las autoridades directivas de secundaria extendieran el período de inscripciones, algo como: para los que pierdan exámenes en abril tienen la posibilidad todavía de volver a matricularse para comenzar los cursos, es decir que ya no todo queda limitado necesariamente a marzo. Bueno eso fue un cambio, y para mi fue un alivio.


Y así es como al día de hoy me encuentro, cursando esta matemática analítica en la cual me va muy bien, y estoy tan feliz, ir al secundario ya no es una pesadilla, y los ánimos de estudiar vuelven a mi también este tiempo me ha servido para reflexionar y crecer internamente, madurar mi pensamiento y mi perspectiva. Aunque mucho me critiquen el hecho de haber regresado para atrás, de cómo pude hacerlo, si estaba arriba y baje de nuevo, cómo, cómo..., para muchos es inaudito para mi no lo es. Esta historia sólo podía terminar si yo le ponía un fin, pero un fin con un volteo de página no terminar una historia arrastrando pedazos de cosas obsoletas. Restaurando este capítulo de mi vida para terminar de una vez por todas de arrastrar esos retazos, que nada más son retazos, pedazos de historias y finales inconclusos.

Concluir tiene que ser una acción de fuerza y mucha voluntad, que no niego que antes no la hubiera, pero reconozco que a las corridas nada es posible de ser terminado. Por eso no me arrepiento de lo que vivo al día de hoy, y con mucho esfuerzo y voluntad acudo tres veces a la semana al secundario, 6 hrs. diarias para hacer ejercicios y aprender teoría matemática.

Feliz y con expectativa, ya que obtuve nota de aprobación en la prueba de medio año, que mide los conocimientos de la mitad del curso, veo la meta y el horizonte no esta lejos, tendremos un egreso seguro y sin golpees calculo este 2012. Un egreso matemáticamente calculado podría ser...

sábado, 25 de febrero de 2012

20 Años

20 años ya..., 20 y vamos por más. La fecha de mi cumpleaños para mi siempre es algo especial no específicamente por el día. Claro es mi día, pero especial porque todos los años y a medida que voy madurando saco un aprendizaje de cada cumpleaños. De infante recuerdo que mi cumpleaños siempre caía en verano, así es el día que yo cumplo años es pleno verano aquí en el hemisferio sur, por lo tanto como siempre es verano y todo el mundo suele estar de vacaciones, pocos son los que se acuerdan es casi una prueba de amistad. Ahí es cuando uno se da cuenta de quien son los verdaderos amigos de uno y quienes son los que valen la pena.

Muchas de mis amigas en el buen sentido, sienten algo de celos, sólo algo pues mi entorno al ser pequeño mi esfera afectiva al ser pequeña y al estar todo en relativa cercanía no se produce todo el griterío y el escándalo que le sucede a muchas de mis amigas cuando sus cumpleaños que caen a mitad de año.

Lucía, una de mis mejores amigas me decía: "al menos te ahorras todo el pegote de la familia, los primos, los tatarabuelos, los abuelos y los amigos de tus hermanos, y tus hermanos y toda esa cadena interminable de gritos y escandalete" - nunca había considerado ese punto de vista, pues sí en cierta medida es cierto, lo que yo recibo más bien son algunas llamadas de familiares, algunas felicitaciones de los cercanos y la salida con mis amigas. 

Es como que si el premio para mi fuera la salida con mis amigas, me vuelve sumamente feliz los momentos de confraternización con mis amigas, es como la serial de televisión norteamericana "FRIENDS", siendo adolescentes somos como una mini-familia sin tener lazo sanguíneo...pero esta el componente más fuerte de la amistad. Bueno eso es algo habitué, todos los años la salida a algún restaurante a comer con mis amigas, amigas que las cuento con los dedos y como dije antes ahí es cuando uno se da cuenta de quienes son los que valen y quienes no.  

Todos los años son distintos, todos los cumpleaños son distintos, también algo lindo es encontrar gente linda que a su vez todos los años que vayan complementando la afectividad de uno. Gracias Rober , gracias por escucharme todas las veces que me escuchas y gracias por generar un lazo intercontinental de afecto conmigo, eso lo supera todo. Como la afectividad puede superar inclusive hasta las barreras geográficas   

lunes, 20 de febrero de 2012

Carnival

Seguramente este debe ser el carnaval, uno de los primeros carnavales más angustiantes de mi precoz juventud, desde que tengo uso de razón, en verdad lo cierto es que de infante nunca me gusto el carnaval, y creo que no es la festividad en sí sino el hecho de la fiesta, pasar con los amigos, salir a pasear, ir al parque de diversiones.

Más hacia esa dirección, no tanto hacia los cánticos carnavalescos ni tampoco los desfiles, bueno eso es muy sencillo, no me agradan las montoneras de gente. Puedo tolerar masas humanas pero tengo mi límite, en principio mis planes para febrero, pasada la fecha de rendido mi examen, examen que fue fallido, hecho que fue una pérdida muy grande para mi... pero aún así eso no impidió las cosas por ahora... ya les explicaré en alguna nota particular sobre ello. Regresando al carnaval y mis planes para febrero, si mis planes hubieran salido redondos tal cual a la perfección me los planee después de salvar ese examen tenía pensado irme a pasar unos días a la Ciudad Sol, conocida popularmente como Piriápolis.

Ciudad de Piriápolis, Maldonado, Uruguay
Lamentablemente mis planes redondos no me salieron, me salió el 30% y el 70% se me ha tergiversado completamente. Así que mi carnaval una vez más lo paso en la ciudad, pero no tenía pensado por eso mismo que fuera algo aburrido, de hecho como iba a pasarlo en la ciudad, había organizado una serie de planes para salir con mis amigas, ir al parque de diversiones, disfrutar de la costanera y quién sabe quizá subirme a alguna atracción del parque de diversiones.

El hecho es que ayer por la noche telefonee a Sofía, para preguntarle si quería salir conmigo esta semana de carnaval, y así hacíamos "noche", y su respuesta fue un simple: "esta semana no, la que viene" , que atenta ella se preocupa por resolver sus problemas y se olvida de los demás. Yo le dije que la semana que viene era muy tarde para mi por variadas razones que ya las daré a explicar más adelante pero no dentro de mucho tiempo, y ni siquiera se justifico algún por qué, algún tal vez, o no sé algo simplemente escupió su patético argumento y colgó el teléfono en mi cara. Si, así es como lo leen, quedé hablando sólo. Sofía me abandono, pues al demonio, nadie quiere ir al parque de diversiones conmigo pues me daré yo sólo una escapada entonces a disfrutar de las atracciones entonces, ella se lo pierde.

Nada de esto pasaría si estuviera en la Ciudad Sol, lejos de todo esto, sería un escape. Pues me quede sin nada, con la desdicha que me viene sucediendo ahora por febrero, y encima tengo que aguardar porque este es el mes de mi cumpleaños, cosa que tenía olvidada pero Gabriela, hizo que la recordará ayer. Ayer me la encontré en el barrio, sobre la avenida principal y bueno muy lindo el encuentro blah blah blah... lo primero que hizo fue recordarme la fecha de mi cumpleaños...rayos!!!

No tengo planes ninguno para mi cumpleaños, todas mis amigas están dispersas, con sus vidas metidas en los asuntos universitarios y relacionados, no me dan ganas de organizar nada este año, además que no tengo nada pensado... ni plazas, ni restaurantes, ni salidas, ni nada... pospondré mi cumpleaños por alguna salida alternativa... o bien no sé que haré.



Besos y abrazos para todos.

domingo, 29 de enero de 2012

Sobregirado

Es increíble como se puede estar sobregirado en vacaciones, o en verano bien cuando mucho se cree que es un tiempo para descansar para hacer relax, a veces el estrés a uno le juega una mala pasada y termina pasado de revoluciones.

Recapitulando, ¿cómo fue que quede en este estado?, bueno luego de regresar de mis vacaciones, decidí ponerme a estudiar, eso era lo acordado, lo planeado. Fue una verdadera lucha, los primeros días apenas podía girar dos páginas si es que no terminaba dormido en el cuaderno, aplastado por el calor, atormentado por el sueño y una constante distracción que no me permite estar sentado en una silla por más de 5'. Era un verdadero infierno intentar estudiar así. De hecho la primer semana que estuve regresado de las vacaciones no estudie, me recupere, intente poner las cosas en su sitio. Como le cuesta a uno retomar las obligaciones, abría la agenda y veía las cosas agendadas y ya me estresaba.

Una amiga, Fernanda, me aconsejo que no me estresara mucho, que estudiara pero en cierta forma sin presiones y sin extralimitarme, creo que no le hice caso, la verdad creo que hice todo lo opuesto, estudie a reventar cabeza, hasta que mi mente se descalibro toda. Así llegamos al viernes, yo luchando con mi profesor de matemáticas para entender y mi mente que parecía un disco duro a punto de prenderse fuego de tanta información acumulada y yo intentando aún almacenar más información.

Intente hacer unos ejercicios prácticos, muy felicito yo convencido que estaban bien, me había puesto todo el clima de estudio, toda la concentración y cuando le muestro mis ejercicios al profesor, pues resulta que todo estaba invertido y había hecho todo al revés. Era oficial en ese mismo momento desistí, tanto así que el viernes termine frustrado, viste a Jimena y mi cara de tristeza-decepción hablaba por sí sola, no había mucho que explicar.

Resulta muy difícil hacer todo a la vez y más cuando son cosas que están superpuestas una encima de la otra, en el escenario de las vacaciones, corre el estudio, los amigos, las salidas y todo sobre el mismo carril. Bueno mi destino es llegar a la universidad, pero viajando en este tren a 500 km/h a veces me da la sensación de que voy a estrellarme o simplemente a convergir con todo en un sólo punto.

Esta semana que entra viene otra movida más, me tengo que sacar un carnet de salud necesario para inscribirme en la universidad, y pues el día que acudí a la mutualista para coordinar fecha y número me sucedió que le pregunte en primer lugar a la chica del mostrador cuáles eran los requisitos para obtener dicho carnet y me los explico como correntada de viento, al momento de agendar día para el trámite la pregunta hacia mí fue implícita al final de cuentas termino ella eligiendo el día y la hora, o sea mi poder de elección quedo nulo ante la superposición del poder de la mutualista, fue un verdadero tirón de orejas (diciéndome ya ¡harás lo que nosotros te digamos!).

Bueno eso sólo fue una parte de las cosas no nada agradables que se sucedieron por la semana mía, la confusión masiva acerca de mis conocimientos respecto a la corrección del profesor fue algo que me dejo anonadado y preocupado.

Y aquí viene el rollo de siempre, algo que había hecho con anticipación en este enero que se nos está yendo era coordinar con algunos conocidos para salir a hacer nada a algún boliche de ambiente o bien sólo salir, me pareció genial la idea, además a mi me venía perfecto para ir conociendo ese nuevo lugar.

Pues será posible que estos tipos tarados coordinaron conmigo, lo planificaron, incentivaron y luego me plantaron, hecho que me suele suceder mucho a mi, parece que siempre me plantan por inocenton, yo como el abuelo el mi sillita meciéndome y ellos haciendo "living la vida loca", rompiendo la noche con cuanto chico se encuentran en su camino. Me tienen harto estos tontos, mis estribos son pocos y los que tenía ya se están acabando, tal vez sea momento de terminar con esta pseudo-dependencia parasitaria y comenzar a movilizarme por mi mismo. Que lo demás venga cuando tenga que venir.

Encima tengo a estos tontos agregados en facebook, y tengo que soportar que me publiquen sus estados patéticos de que hacen "living la vida loca", pues pensare en bloquearlos si ya no los soporto más.

Bueno y así tenemos el primer sobregiro del 2012, en este nuevo año todo se estrena una primera vez.

A veces me da la sensación de no poder con todo, estar corriendo al ritmo paralelo de tantas cosas que suceden en simultáneo, simultáneamente en una misma persona (en mi), por momentos me da el temor de no poder con todo y tropezar.

Abrazo y saludos para todos. .

lunes, 23 de enero de 2012

Las Vacaciones de Solitario

Bueno hace una semana y unos 2 días aproximadamente regresé de mis vacaciones en la costa, se me hacía la pereza de volver a escribir en el blog, de volver a redactar pero bueno en algún momento iba a tener que volver. Después de todo este blog nació con la idea de ser mi bitácora de vida.

No creo poder redactar día por día que estuve en la costa pero creo que será más fácil hacer una especie de "flasback" y hacer una especie de reseña general y después bueno dejar que las fotos hablen por si solas. 

La verdad fue una experiencia muy renovadora, y el objetivo deseado si puedo asegurarles que fue logrado. Fue una experiencia de desconexión total como mencione anteriormente, de la rutina, de la vida urbana, de las presiones, del estrés y todas esas cosas que lo hacen a uno poner de mal humor el tiempo que vive en la ciudad.

Fue también como una experiencia personal, como conocerme más a mi personalmente, descubrí las resistencias que tengo y cuán capaz soy de adaptarme a lugares nuevos y mimetizarme con el lugar. Increíble como le cambia a uno el tiempo cuando está de vacaciones, ya no hay más relojes, no hay más agendas ni horarios ni patrones y todo el tiempo queda en manos de las cálidas y luminosas horas solares, uno se transforma en un reloj natural y entra en contacto absoluto con la naturaleza. Es volver a conectarse con eso primigenio de uno que se deja atrás cuando uno toma las costumbres de la vida urbana en la ciudad.

Mientras estuve en La Floresta, un balneario que esta situado a 55 km. exactamente de Montevideo, distancia que me parece pequeña pero aún así ya basta para salirse del ruidaje y el infernal bullicio que alberga la capital, un balneario que si bien es urbano, es costero, tiene esa diferencia rústica con la capital por lo que no se parece en nada a ella en minuciosos y pequeños detalles como por ejemplo su tranquilidad, su seguridad, hecho que a uno lo deja asombrado, su cantidad de arboles hecho que le da un toque permanente de fragancia verde en el aire, la cercanía que hay con todos los puntos, digámosle que las distancias son relativamente cortas hacia todas la direcciones, sus aceras que son de tierra algunas y otras son sólo hierba, donde lo único que tiene asfalto es la autovía interbalnearia, la costanera y las calles son en su mayoría de pedregullo.  

Totalmente rústico, y sin olvidar que mi lugar de alojo también era rústico, fue una verdadera experiencia de esas que decimos "acampar" pero no con carpa, sino con chozas de madera y algo de cemento. Sin duda que los horarios y las cuatro comidas y todas esas cosas quedan desfasadas, creo que lo que prepondero fue el desayuno, el almuerzo y la cena. Pero merienda... el día era muy largo y las horas en la playa se prolongaban demasiado como para pensar en merendar. 

Sin duda que los paseitos típicos de balneario no faltaron: las caminatas diarias por la costanera, la bajadas habituales a la playa, despertarse con el sonido del mar, las tardes asoleado en la playa con la radio, la arena y todo eso que implica la playa. Los baños en agua de mar y esas ganas que le dan a uno de quedarse en el aguita todo el día, las puestas de sol sin duda no faltaron se presentaban a diario. Uno de los días me llovió y se sintió como la tierra se refresco, el calor variante que cambia radicalmente de la costa a la ciudad, allá podían hacer 35ºC tranquilamente pero no se sentían, la brisa marina amortiguaba todo y lo hacía todo templado, era el balance perfecto. Tan cerca del mar como para contemplar a la madre naturaleza en toda su belleza y equilibrio y no tan lejos de las necesidades básicas como para cuando se necesita algo. 

Donde estaba yo la pseudo-región costera es conocida como Costa de Oro, yo me encontraba en el último punto, digámosle el más urbano de todos. Así es La Floresta es el último parador urbano que hay sobre la autovía interbalnearia, el más lejos de todos. A partir de ahí hacia el este ya no hay absolutamente más nada hasta encontrar algún poblado pseudo-urbano o bien al siguiente departamento. En la Costa de Oro, La Floresta es el municipio más grande, su población alcanza unos 2.500 hab. aproximadamente y ya después de este lo único que hay son rinconadas costeras cuya población anda sobre los 900 hab. como máximo y el mínimo todo lo que este de allí para abajo. 

Bueno este es el municipio más grande sobre la Costa de Oro, en esa misma pseudo-región se ubica Atlántida, la única ciudad existente sobre la Costa de Oro, con aproximadamente 10.000 hab. ya ha logrado consolidarse como ciudad. Es lo más urbano en amplio sentido y lo más parecido a Montevideo si se la ve de costado (metafóricamente hablando), únicamente por el hecho de que cuenta prácticamente con todos los servicios y dependencias estatales requeridas para no estar volviendo constantemente a la capital. 

Uno de mis días en mi semana vacacional fue dedicado especialmente para ir a pasear a Atlántida, pasar el día en la capital de la Costo de Oro, pasear, visitar museos y recorrer las atracciones al aire libre. Bueno lo cierto es que tiene muchos servicios y comodidades pero aún así es pequeña y mantiene un centralismo, la idea de "Centro" como centro de todos los servicios y demás comodidades se encuentra bien presente. Lo que tiene de bueno Atlántida es que se la puede recorrer a pie prácticamente sobre la parte sur, entonces no tuve que gastar efectivo en transporte público, lo lindo es caminar contemplando el paisaje. Nada de ómnibus ni nada sobre ruedas, ni ningún medio que impulse el sedentarismo.    

Situada a 11 km. de La Floresta para llegar hasta ella si debí de tomar un ómnibus costero, porque a pie...emmm, valiente sea el que se anime a caminar por la autovía interbalnearia sin ser aplastado por algún coche que vaya a 220 km/h...

El penúltimo día asistí a la "Noche de los Museos" en La Floresta, evento nocturno que se hace todos los años en La Floresta con motivo de celebrar la historia del balneario y enseñar un poco de lo tradicional de ese lugar (costumbres, comidas y arte). Este año fue un evento verdaderamente especial pues este año se conmemoraban los 100 años del balneario por lo que no hubo sólo paseitos históricos por las casonas de la costanera, hubo espectáculos de baile, de tango, de rock y una feria gastronómica. Sobre la avenida principal del balneario se abrieron un montón de galerías de arte improvisadas sobre varios locales del centro comunal y de la biblioteca municipal, hecho que resulto muy pintoresco y atractivo. 

Bueno les cuento que esa noche aprendí historia, la historia del balneario es muy interesante y enigmática, es increíble como las ideas de los emprendedores o soñadores se transpolan a la realidad y toman vigencia en el tiempo. 

Contemple mi primer amanecer del 2012, hecho que me dejo un "no sé que" de fascinante que no puedo explicarlo, porque fue como si una parte de mi muy conexa con la naturaleza hubiera vuelto a renacer, suena muy loco así como lo cuento pero es algo inexplicable lo que se siente al ver el alba en el comenzar de un nuevo día, si bien no es como un orgasmo, es sorprendente como lo bello de la naturaleza puede sorprendernos a cada rato y en cada rincón. Tantos colores y tanta belleza registradas por mis ojos y por el lente fotográfico de mi cámara. Camine a orillas de un estuario hasta alcanzar su desembocadura en el mar y la verdad es algo tan pequeñito, tan minúsculo pero lleno de magia.

Caminar entre bosques y carrascos verdes, lo hacen a uno mimetizarse con ese "de donde venimos y hacía donde vamos", caminar, caminar y sentarse a contemplar el paisaje. Hacer fotosíntesis dirían muchos, jajaja ya soy todo un viejo. Cabe destacar que mis vacaciones de joven ya las voy perfilando al estilo "Buddha" y no a como lo haría el resto de la gente corriente... mis vacaciones básicamente enfocadas en lo que me gusta a mi, serían una modalidad al estilo "Buddha", no logro verme en los planos de "Vacaciones Bomba y libertinaje al extremo"... eso se emparenta más con mis amigas pero creo que conmigo por ahora no.

Otro aprendizaje que saque de esto, es que no soy tan inmaduro como creí que era, creía que no iba a poder administrarme con el dinero sin embargo debo reconocer que soy bastante maduro para manejar finanzas y racionar el dinero, el despilfarro será un perfil mío solamente cuando se haga bajo control y no bajo el descontrol total. 

Con algo de desconcierto y no tanto les cuento que no hubo acción, no ocurrió nada interesante que yo pensé que podía llegar a ocurrir, creo que únicamente contemple a dos chicos guapos pero estaban atados del brazo a sus novias, sí muy decepcionante, en ese sentido lo reconozco pero bueno quizás la acción se guarde para otro momento o tal vez más adelante, en fin el punto es que no ocurrió nada interesante, ni novios de verano, ni "affaires" de verano, no...nada de eso. Mi libido se apaciguo por unos cuantos días, hecho que me permitió notoriamente prestar atención en otras cosas. 

Regresé a Montevideo y mi mente por un par de días estuvo perdida en esa atmósfera etérea de paz inexplicable. La primera semana aún me costaba retomar la rutina y encontrarme de golpe con la agitada vida de la ciudad, aún me sentía foráneo en la capital como un extranjero, pues sí, así como lo oyen y aún estoy reacomodando cables y tuercas en mi mente, poco a poco dejando que el ritmo de la ciudad me tome presa suya. Algo que me asombro, es que nunca creí que la "desconexión total" funcionaría en mi, pues si funciono. 

Mi cámara fotográfica registraba un total de 500 fotografías en la tarjeta de memoria, que por supuesto ni crean que subiré las 500 aquí, les subiré las más lindas, un pequeño esbozo para que vean lo que mis ojos contemplaron en aquel momento, en esa semana.   

Bueno gente linda, esa es mi reflexión de este capítulo, de esta vivencia, espero les haya gustado y que comenten si se sienten a gusto. Sin más palabras que mediar les dejo con las fotografías, ellas seguro les podrán decir más palabras de las que puedo hablarles yo, el lenguaje visual comunica muchos mensajes cuentan.







Costa de Oro, Canelones, Uruguay

La Floresta, Canelones, Uruguay

Rambla Dr. Miguel Perea, La Floresta





...[El Alba al comenzar de un nuevo día]...











Dunas de Arena en la Costanera



La Desembocadura del Arroyo Sarandí



Plaza Juan Zorrila de San Martín, La Floresta



Arte Nativo en el Centro Comunal de La Floresta

Costanera por la Noche, La Floresta









El Puente de La Floresta

Constructivismo en el Museo Paseo de Pablo Neruda, Atlántida

Torre Residencial sobre la Costanera Este, Atlántida



Ciudad de Atlántida, Canelones, Uruguay

Costanera Sur de Atlántida

Av. Gral. Artigas, Centro de Atlántida

Antena y Cabina de las Telecomunicaciones, Centro de Atlántida



Atlántida desde las Barrancas, Canelones, Uruguay

Exposición de Autos Históricos en La Floresta







Estuario del Arroyo Solís Chico, Canelones, Uruguay



...[Puesta de Sol sobre el Mar, La Floresta]...

Un enorme beso para todos los blogueros y blogueras. Abrazos y se cuidan.